Categorías

Nuestra tienda

Nuestra tienda

Cuidando la naturaleza desde 1976

Proveedores

No hay proveedores

Huerto urbano en balcón

Publicado porenConsejos el mar 1, 2017 .0Comentarios
Huerto urbano en balcón

¿Dispones de poco espacio y eso te echa para atrás a la hora de crear tu propio huerto urbano? Miedos fuera! Atrévete a plantar una lechuga en una mesa en tu balcón, hierbabuena en un tiesto colgante o tomates en una maceta. Es más fácil de lo que crees.

Cosechar frutos y verduras en el balcón de casa resulta muy sencillo. Solamente hay que tener en cuenta tres cosas:

1-      ¿Cuánto sol recibe? De la orientación del sol a su balcón y las horas de luz que reciba dependerá el tipo de planta que sembrar. Es importante estar expuesto un mínimo de 4-5 horas.

2-      ¿Dónde plantar? Es importante que los recipientes cuenten con orificios para que el agua sobrante siempre pueda drenar fuera y no encharcarse.

3-      ¿Cómo mantenerlo? Renueva cada año la tierra-sustrato de las plantas. 

Una vez definida la ubicación toca ponerse manos a la obra. Hay varias opciones entre las que elegir. En invernadero, con turba, en maceta, etc. Las detallamos todas en este post: Mi primer huerto urbano.

¿Qué sembrar?

Prácticamente todas las plantas de la huerta: tomates, pimientos, berenjenas, pepinos, guisantes, fresas, arándanos, lechugas, pueden crecer en una maceta, balcón o mesa de cultivo. También se pueden sembrar plantas aromáticas, aunque hay que saber diferenciarlas. A algunas hierbas aromáticas les encanta la luz directa y la escasez de agua. En cambio, otras prefieren estar más a la sombra y con mayor humedad. Por este motivo es razonable separar las hierbas que adoran el sol de las que aman la sombra.

Las plantas de tomillo, orégano, romero, lavanda y salvia se pueden cultivar juntas, pero teniendo en cuenta que las tres últimas se hacen bastante grandes. A todas ellas les gusta la luz directa y la escasez de agua. Por el contrario el cebollino, el perejil, el perifollo, la menta, la albahaca y la melisa prefieren la humedad por lo que se encuentran cómodas en un balcón orientado al oeste o al norte.

¿Cómo cuidarlas?

Además del riego regular, las plantas necesitan su propia alimentación. El abono suele consumirse en un período de  entre 4-6 semanas. Una vez transcurrido ese tiempo, vuelven a estar hambrientas.  Las plantas que más necesitan ser abonadas son aquellas que producen muchos frutos, o pocos y grandes, como los tomates y los pimientos. Lo más sencillo es usar Perlas Fertilizantes, que también podrás aplicar a otras plantas del balcón. Son unos palitos que al introducirlos en la tierra y durante los dos meses siguientes proveen a las plantas de los nutrientes necesarios. Es un fertilizante compuesto de materia prima natural que contiene micro-organismos, oligoelementos; y sobre todo mucho potasio orgánico, crucial para la maduración y el aroma de los frutos.

Como ves, con una pequeña guía disfrutar de un pequeño huerto urbano en nuestro balcón resulta más sencillo de lo que parecía  a priori. No obstante para cualquier otra duda que te surja nos tienes al otro lado a través de este correo electrónico: rangilabonos@rangilabonos.com

Comparte este artículo: 

Comentarios

Deje un comentario

* Nombre:
* E-mail:
   Website: (Introduzca la url con http://)
* Comentario: